+598 26 14 1515

Contáctenos ahora

¿Los salvaescaleras son seguros? ¿A qué hay que prestar atención?

¿Qué tipo de características de seguridad debe tener tu salvaescaleras y por qué? Hemos reunido todo lo que necesitas saber sobre el tema.

Escrito por Stannah el 22-09-2021

¿Los salvaescaleras son seguros? 

Sí, las sillas salvaescaleras son seguras. Y no solo son seguras, sino que te mantienen independiente al eliminar las escaleras como un potencial peligro para tu seguridad.

Las sillas salvaescaleras fueron diseñadas para que las personas con movilidad reducida puedan seguir utilizando las escaleras de forma autónoma, evitando así tener que mudarse de casa por algo tan trivial como una escalera.

Puedes ser una persona mayor que busca envejecer en tu hogar o alguien que tiene problemas de movilidad y busca una manera de seguir viviendo de forma independiente en su propia casa.

Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor del 28-35% de las personas mayores de 65 años se caen cada año, un porcentaje que aumenta hasta el 32-42% en el caso de los mayores de 70 años. Además, las caídas aumentan a medida que envejecemos y nos debilitamos.

Una caída después de los 65 años casi nunca es “solo una caída”. Según el mismo informe de la OMS, la tasa de ingresos hospitalarios por caídas en personas mayores oscila entre 1,6 y 3,0 por cada 10 000 personas.

A menudo se producen enfermedades graves, traumatismos y pérdida total de movilidad, por citar solo algunas de las consecuencias.

Es bien sabido que la mayoría de los accidentes ocurren en el hogar o en sus alrededores, pero ¿sabías que la mayoría de los accidentes entre las personas mayores ocurren en las escaleras y en el baño?

Preparar tu casa para la vejez puede evitar muchos inconvenientes y sufrimientos.

¿Las sillas salvaescaleras son seguras para las personas que sufren demencia?

Una silla salvaescaleras es segura cuando el usuario puede utilizarla de forma independiente, ya que tiene que ser capaz de subir y bajar la silla de forma segura y hacer el recorrido hacia arriba y hacia abajo. Así que es fundamental que el usuario entienda cómo utilizar el salvaescaleras y sea capaz de hacerlo por sí mismo.

También es importante tener en cuenta el estadio de la demencia del usuario y si hay alguien que pueda asegurarse de que el usuario viaja sentado de forma segura en el salvaescaleras.

Algunas características de seguridad del salvaescaleras, como el cinturón inmovilizador o el cinturón de seguridad de 5 puntos, pueden ser de gran ayuda para una persona con Demencia, asegurando que esté sentado de forma segura en su silla durante todo el recorrido.

Jóvenes con movilidad reducida

Un salvaescaleras es tan seguro para los jóvenes como para las personas mayores. La regla de oro que hay que recordar es que cada usuario tiene que ser capaz de utilizar el salvaescaleras de forma independiente o supervisada.

Los salvaescaleras no son solo para las personas mayores. Los menores de 65 años e incluso los niños también pueden beneficiar de un salvaescaleras. Todas las personas con movilidad reducida y para quien las escaleras son un peligro necesitan una solución para seguir utilizando las escaleras con seguridad y un salvaescaleras puede ser la solución ideal.

8 Características de seguridad que hay que buscar al comprar una silla salvaescaleras

Un salvaescaleras de calidad debe estar diseñado para incluir varias características de seguridad. Al fin y al cabo, el propósito de una silla salvaescaleras es proporcionarte una forma segura y autónoma de seguir viviendo en casa.

1. Sensores de seguridad

Deben colocarse debajo del reposapiés y en los laterales del chasis motorizado.

Estos sensores garantizan que el salvaescaleras se detenga inmediatamente si encuentra un obstáculo.

2. Tipos de cinturones de seguridad

El estándar de la industria es un cinturón de seguridad con cierre central (parecido a la correa de una mochila).

Stannah ofrece otras opciones, como un cinturón de seguridad retráctil, montado en el reposabrazos y fácil de abrochar si sufres de artrosis.

El cinturón de seguridad inmovilizador, por su parte, impide que el salvaescaleras funcione hasta que se haya abrochado el cinturón.

Otra opción incluye el cinturón de seguridad diagonal de arnés, con cinco puntos, para proporcionar un soporte adicional sobre los hombros y, si es necesario, en las piernas.

3. En caso de corte de energía

Tu salvaescaleras sigue funcionando gracias a sus baterías.

Sin embargo, es importante que mantengas tu silla salvaescaleras aparcada en la posición correcta al final de cada recorrido para que las baterías se sigan cargando.

Así que, si hay un corte de energía, podrás seguir utilizando tu salvaescaleras con total seguridad hasta que vuelva la energía.

4. Carril retractable

Los carriles retráctiles son una característica opcional para escaleras con espacio limitado en el rellano inferior.

El carril se recoge y estira automáticamente a medida que la silla sube y baja las escaleras, desocupando el máximo de espacio en la parte inferior de las escaleras.

Esto también evita que el carril se convierta en un peligro de tropiezo o que bloquee una salida de emergencia.

5. Reposapiés plegable

Un salvaescaleras casi siempre tiene un reposapiés plegable. Stannah también ofrece un reposapiés eléctrico como opción.

Este reposapiés es especialmente importante en la parte superior de la escalera para que no tengas que agacharte para plegar o desplegar el reposapiés.

6. Bloqueo con llave

Con esta llave puedes evitar el uso no autorizado de tu silla salvaescaleras, especialmente si tu salvaescaleras está instalado en una zona común, como la escalera de un edificio de apartamentos.

Si no te preocupa que otras personas utilicen tu salvaescaleras, puedes dejar la llave puesta todo el tiempo.

7. Asiento y brazos ajustables

Stannah ofrece varios tipos de asientos de salvaescaleras, con reposabrazos más anchos para proporcionar espacio adicional y ofrecer más apoyo en el momento de levantarte de la silla.

Los modelos de asiento para ir semisentado o de pie son una buena solución para aquellos con dificultad en doblar las rodillas o que tienen problemas de espalda.

8. Controles

Los controles deben ser ergonómicos y fáciles de usar. Solo tienes que empujar y mantener el control en la dirección en la que desea ir.

El mando a distancia también es suave y está diseñado para personas con movilidad limitada.

Seguridad en la parte superior de las escaleras con un salvaescaleras

Estar en lo alto de las escaleras te pone en una posición más vulnerable, especialmente si tienes problemas movilidad.

Perder el equilibrio en lo alto de las escaleras puede ponerte en un verdadero aprieto, ya que una caída de este tipo puede causar lesiones muy graves.

Cuando utilices tu silla salvaescaleras, lo más probable es que el salvaescaleras esté en una posición lateral al final del recorrido.

Y para que puedas bajar con seguridad de la silla, puedes utilizar el reposapiés y el reposabrazos para levantarte, pero todavía tienes que hacer el giro con tu cuerpo para pisar con seguridad en el rellano.

Una característica de seguridad que elimina por completo esta situación es hacer que tu salvaescaleras gire de manera que esté directamente orientado hacia el rellano y puedas salir con total seguridad.

Todos los salvaescaleras Stannah vienen con una función de giro manual estándar. Pero si tienes problemas de movilidad que hacen que girar la silla manualmente sea difícil, Stannah ofrece una opción de giro eléctrico.

En el caso de la opción de giro eléctrico, esto se puede hacer utilizando el control remoto que también te permite girar el salvaescaleras de vuelta a su posición inicial.

Tanto si eliges la opción eléctrica como si solo necesitas el modo manual, lo importante es que puedas girar el salvaescaleras en una posición segura para evitar cualquier peligro en la parte superior de las escaleras, y puedas hacer la transición de la silla al rellano de forma segura y sencilla.

Seguridad en la parte inferior de las escaleras con un salvaescaleras  

En la parte inferior de las escaleras no tienes el potencial riesgo de caídas como cuando estás en el piso superior. Sin embargo, hay un par de cosas que debes tener en cuenta.

Cuando se instala un salvaescaleras, uno de los factores que el experto en movilidad comprobará durante la inspección de tu escalera es dónde podrás aparcar el salvaescaleras.

Hay situaciones en las que el salvaescaleras se puede aparcar «a la vuelta de la esquina». En este caso, el carril se curvará en la parte inferior desplazando la silla desde la parte delantera de la escalera.

Pero a veces eso no es una opción y, en ese caso, la silla se aparcará a lo largo de la pared. Esto puede hacer que la última parte del carril sobresalga hacia el rellano, creando un peligro de tropiezo.

Para evitar cualquier tipo de accidente, un carril retráctil es la solución ideal, ya que esa última parte que sobresale del carril se levantará dejando el rellano completamente libre.

Si tienes una puerta al final de la escalera, el carril de tu salvaescaleras puede bloquear su acceso.

También en este caso la opción de carril retráctil es la mejor, ya que deja la puerta libre para ser utilizada y evitar accesos estrechos o bloqueos.

6 Consejos de seguridad para utilizar una silla salvaescaleras

Tu silla salvaescaleras tiene una función: permitirte utilizar tus escaleras de forma segura y cómoda. Después de sentarte en la silla, no hay ningún consejo especial para mantenerte más seguro.

Con un buen salvaescaleras, solo tienes que sentarte, abrocharte el cinturón de seguridad si necesario y estarás listo para subir o bajar las escaleras. No obstante, hay algunos consejos que pueden facilitarte el uso del salvaescaleras:

  1. Un salvaescaleras está hecho para una persona a la vez. Hay un límite de peso máximo y por eso no está hecho para transportar más de un usuario a la vez.
  2. Haz todas las preguntas que quieras sobre el funcionamiento de tu salvaescaleras durante su instalación. Nuestros técnicos también no se irán hasta que te sientas completamente a gusto con tu nuevo salvaescaleras.
  3. Utiliza el cinturón de seguridad. Un salvaescaleras Stannah es seguro de usar incluso sin cinturón de seguridad. Sin embargo, y especialmente si tienes una escalera larga, el uso de un cinturón de seguridad puede darte una mayor sensación de seguridad. En caso de que hayas elegido un tipo de cinturón de seguridad específico (de 5 puntos, por ejemplo) debido a tus necesidades de movilidad, por supuesto deberías usarlo siempre.
  4. No dejes objetos en las escaleras. Los sensores de seguridad detendrán el salvaescaleras inmediatamente si encuentran algún obstáculo en las escaleras. Sin embargo, el objeto tendrá que ser retirado de las escaleras antes de que pueda continuar su viaje. Así que tendrás que salir del salvaescaleras o pedir ayuda. Lo mejor es evitar por completo este tipo de situaciones.
  5. Considera el mantenimiento rutinario de tu silla salvaescaleras. Durante la visita de evaluación de tus escaleras, puedes preguntar a nuestro experto en movilidad qué se incluye en la garantía estándar. Normalmente se incluye una revisión anual de mantenimiento rutinario, pues los salvaescaleras Stannah no requieren mucho mantenimiento. Solo una revisión anual para asegurarte de que todo está bien.
  6. Mantiene tu silla salvaescaleras en su punto de carga cuando no está en uso. Basta «aparcar» el salvaescaleras correctamente después de utilizarlo en lugar de dejarlo en un lugar aleatorio de la escalera. De este modo, las baterías estarán siempre cargadas en caso de que lo necesites durante un corte de energía, por ejemplo.

¿Los salvaescaleras Son una buena idea? 

Sí, si tienes problemas de movilidad y quieres poder seguir utilizando tus escaleras de forma segura, viviendo en la casa que amas y conoces, un salvaescaleras es una óptima idea.

Si tienes alguna pregunta sobre la seguridad de nuestras sillas salvaescaleras o sobre otros productos de Stannah, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estamos aquí para ayudarte y proporcionarte toda la información que necesitas, para que puedas encontrar la mejor solución de movilidad que se adapte a tus necesidades de movilidad y a tu casa.